Por Maggie Stiefvater.

5/5

Resumen: Segundo libro de la saga de Los chicos del Cuervo. ¿Qué harías si pudieses coger cosas de los sueños?

Opinión: Mi amor por este libro sólo lo puedo describir tecleando porque si me preguntas en persona probablemente empiece a divagar.

Lo que más me ha gustado de este libro es que se ha ganado las cinco estrellas a pulso. Es de los típicos libros que no tienes nada claro que puntuación dar pero que te lo dejan claro en cuanto llega el final.

La razón principal por la que este libro me ha encantado es que por una vez, noy hay insta-love. Insta-love es cuando el chico y la chica se enamoran a primera vista y se dicen que se aman y matarían el uno por el otro en menos de tres capitulos. Gracias Maggie Stiefvater por darme una pareja tipo serie de televisión, que pueden pasar temporadas y temporadas y aún no están juntos (véase Castle y Beckett o Stiles y Lydia).

Como decía, el tema amoroso que se sabe desde el primer libro, aún no sucede en el segundo. Bueno, os estaría mintiendo si os dijese que nada importante pasa entre Gansey y Blue. Creo que Maggie ha sido la única autora capaz de escribir una escena de amor preciosa sin ningún beso, sin ningún te quiero y sin realmente decir las palabras “me gustas” en voz alta. No sólo me ha encantado ese momento si no que creo que ya no volveré a ser capaz de leer libros románticos por su culpa.

La evolución de todos los personajes en este libro ha sido impactante. Ronan es uno de los que más cambia. Por fin podemos conocerle a él y a su familia un poco más y sobre todo sus inquietantes habilidades.

Adam por el contrario, es uno de esos personajes que no puedes odiar debido a todo lo que ha tenido que pasar pero que, al menos en este libro, se convierte en un personaje exasperante. Llegas hasta tal punto que le gritas desde tu casa para que deje de hacer tonterías. Aún así la maduración que sufre Adam es increíble y marca una terrible diferencia entre el Adam del primer libro y del segundo.

Gansey sigue siendo tan misterioso como siempre. Hay algo en él que me encanta y es que siempre trata de ser educado y ayudar a la gente que le rodea pero a la vez tiene ese lado oscuro que no deja que nadie vea, y eso lo hace misterioso. Y atractivo, al menos en mi mente.

Llegamos a Blue, la pequeña pero matona Blue. Me ha encantado ver ese lado feminista de Blue en este libro. Cada vez que Blue abría la boca se podían oir los aplausos que daba yo desde mi cama. Es un personaje femenino completamente diferente al resto. Es creativa, trabaja duro, feminista, no se calla nunca, acepta las cosas sin montar un drama (ejemplo de sus sentimientos por Gansey los cuales acepta sin problemas) y no tiene ninguna mejor amiga, ella sólo tiene amigOs y eso es un cambio radical comparándolo con los libros que he leído normalmente.

No puedo acabar esta reseña sin mencionar lo enamorada que estoy del mundo de Henrietta. Toda la magia, las profecías, los sueños, los ladrones, los sicarios, TODO es increiblemente fantástico.

Creo que Maggie va a ser capaz de darnos unas relaciones amorosas maduras, sin dramas y bien hechas. Por lo menos eso es lo que deja entrever con una nueva pareja que se forma en este libro y que me tiene loca.

Sueños, pesadillas, sicarios, y besos (o no). Hay de todo en esta maravilla de libro.