5/5

Resumen: Seraphina es una flautista que vive en el palacio y tiene que esconder su secreto más oscuro del resto; es semidragona.

En un mundo en el que los dragones y los humanos tienen un tratado de paz que se va a desmoronando día a día no es fácil ser Seraphina. Menos aún cuando encuentran un cuerpo que parece haber sido asesinado por un dragón, y si a esta tragedia le añadimos Lucian Kiggs, el guapo príncipe que ayuda a Seraphina a investigar en esa misteriosa muerte, Seraphina no las tiene todas consigo para sobrevivir.

Opinión: Pocas veces me deja un libro sin palabras, pero esta es una de esas veces.

Seraphina no sólo es un libro sobre dragones, es un libro que te hace pensar lo que significa ser humano, tener emociones. ¿Por qué nos enamoramos? ¿Por qué sentimos empatía por gente que ni conocemos? Todas esas preguntas se la hacen los dragones que no tienen permitido sentir o emocionarse pero que acaban hechizados por el comportamiento humano.

Una de las mejores cosas de este libro además de la historia y los personajes es que en este mundo tienen su propia filosofía, su propia música y religión. Es como si realmente este mundo existiese en otra dimensión.

Sin duda alguna este libro te obliga a enamorarte de los dragones o por lo menos de Goredd, que es el país en el que ocurre la historia. Además para los amantes de historias de amor, Seraphina y Lucian son muy shippeables y hacen que no puedas parar de leer. Creédme, estuve hasta tarde terminandome esta joya porque no podía parar.

 

Dragones, semidragones, principes, princesas y pavanas. No puedo recomendarlo más.